We have detected that your language is not Spanish. You may visit the English version here.

SPAM en el Marketing por SMS: una mala praxis que sale cara

El Marketing por SMS es una herramienta muy atractiva por su eficacia y bajo coste. En las manos equivocadas provoca malas prácticas con consecuencias negativas tanto para la empresa, como para el consumidor.

El envío de SMS Masivos es una estrategia de marketing móvil no intrusiva. Contar con el consentimiento expreso del usuario es inherente a la naturaleza de este canal de comunicación en el que el usuario no solo acepta, sino que también valora positivamente recibir contenido de valor.

En el mundo, al menos un 58 % de personas han recibido un mensaje no autorizado.

Aún así, el porcentaje de spam en el text marketing es prácticamente inexistente, con tan solo un 1% de spam frente al 19 % del e-mail marketing.

Esta porcentaje deja vislumbrar el buen estado de salud que vive el SMS Marketing.

No obstante hay que tener en cuenta que ciertas acciones o actitudes erróneas, aunque sean realizadas de forma involuntaria, pueden convertirnos en el objeto menos deseado: en spam.

spam en marketing sms

<

1# Las causas

En este tipo de campañas, el spam se puede originar por una estructura errónea, un envío inoportuno o por la ausencia de consentimiento expreso.

Sin permiso del cliente

No tener la autorización del usuario es un error de base que nos hará perder tiempo y dinero.

El teléfono móvil se ha convertido en un objeto personal imprescindible en nuestras vidas, por lo que cualquier intromisión por este medio es recibida como una intrusión en nuestra vida, con el consiguiente rechazo.

Si compramos una base de datos externa y hacemos un uso indiscriminado de ella, es más que probable que el resultado de la campaña sea negativo.

Crear una base de datos propia es el pilar sobre el que trabajaremos nuestra estrategia, por lo que el momento de captación de datos es primordial. Si al recoger los datos del cliente, este no tiene claro el fin con que se realiza, no solo estamos sembrando un sentimiento de insatisfacción sino que además perdemos la ocasión de mostrar un valor añadido de nuestra empresa.

Sin estructura

Basta recordar nuestro post "Cómo redactar un texto efectivo en tus SMS Masivos", para detectar algunas de las malas prácticas posibles:

  • En su día destacamos la importancia de identificar al remitente. No hacerlo genera desconfianza y rechazo y probablemente el mensaje quede descartado al instante.

  • El texto ha de cumplir las expectativas del usuario. No se puede redactar un texto atractivo y adjuntar un enlace que al hacer clic en el contenido tenga poco que ver con lo prometido o que genere una experiencia de usuario negativa, por la lentitud de carga del link.

  • El SMS que nos permite conectar con los consumidores de forma cercana y directa. La clave es la palabra "conectar". Si el cuerpo del mensaje es demasiado comercial, con ausencia de empatía, resultará poco creíble y convincente. Por eso, un mensaje impersonal tiene más probabilidades de rechazo.

  • Por sencillo que parezca un SMS, ha de cuidarse el lenguaje, que esté adaptado a la audiencia a la que se dirige y que no tenga faltas de ortografía.

  • Quizás nuestro cliente no se sienta cómodo por este canal y prefiera otro punto de contacto con nuestra marca. No dar la opción de BAJA puede incomodar al usuario, que se sienta coartado y quiera desvincularse por completo de la marca.

Sin medida de tiempos

Puedes tirar por tierra toda tu estrategia simplemente por no saber elegir la frecuencia, ni el momento de envío de los mensajes masivos. Enviar a menudo mensajes o en horas inadecuadas genera un resultado similar: fracaso.

2# Las consecuencias

Pierdes tiempo, dinero y clientes.

Realizar spam con tus envíos anula toda la efectividad de la estrategia. Por muy económica que resulte con respecto a otras acciones de mobile marketing, estarás perdiendo dinero.

Un usuario defraudado es un cliente perdido.

Consecuencias legales

El envío de mensajes por internet se rige por dos normas fundamentales: la LSSI y la LOPD. En caso de infracción, se habrá de asumir la sanción correspondiente.

Coste de oportunidad negativo

Una mala gestión de la comunicación deteriora la imagen de la empresa, provoca la pérdida de confianza, el rechazo o el bloqueo por parte del usuario y supone un lamentable coste de oportunidad que difícilmente podrá recuperar.

Todas las acciones de Marketing por SMS han de tener un solo foco: el cliente.

Alrededor de él ha de girar nuestra estrategia, aportando contenido de valor, mejorando su experiencia como usuario, y construyendo una relación cercana, basada en la confianza.

Hay un largo camino por recorrer. Pero es que cuando hablamos de nuestros clientes, los atajos no son válidos.