We have detected that your language is not Spanish. You may visit the English version here.

Herramientas para medir KPI

Qué son los KPI

Si estás dentro del entorno del marketing y las ventas no es la primera vez que escuchas hablar del término KPI. Pero por si acaso, vamos a hacer un repaso del significado de estas tres siglas en inglés que se refieren a Key Performance Indicator, lo que en español podríamos entender como el indicador clave de rendimiento. Este concepto es tan amplio como las formas de aplicación que puede tener esta métrica, por eso es importante hacer una clasificación básica para ver que puedas entenderlo mejor y para que encuentres cuál es la mejor opción para tus mediciones.

Las KPI sirven para llevar un control exhaustivo de los datos y resultados de acciones que realizamos en nuestra empresa. Pueden ser campañas de envío de SMS, acciones de social media, estrategias de captación, campañas masivas de email… todo puede ser medible y debe serlo si queremos obtener resultados. Es importante tener al día cada dato, ser analíticos y ver qué está fallando para optimizarlo y alcanzar una respuesta positiva.

Es clave que partas de la base de que es esencial contar con KPI en tu negocio o irás dando palos de ciego. Pero tan importante es crearlos como realizar un seguimiento de los mismos y analizar lo que estás haciendo bien y lo que va regular.

El siguiente paso es definir qué tipología de medición vas a utilizar para cada estrategia. Para ello tendrás que pensar en la estrategia y el canal que utilizarás en la campaña en concreto y descubrir cuáles son los resultados que quieres obtener: cuantitativos o cualitativos.

KPI cuantitativos

Esta tipología de medición se refiere a un método cuantitativo, es decir, datos como números que pueden contarse. Los KPI cuantitativos pueden ser las cifras de ventas, el crecimiento, el número de abandonos del carrito, el porcentaje de crecimiento en nuestras redes sociales, la rentabilidad de una campaña… Tenemos tantos datos númericos que pueden ser analizados que utilizar KPI cuantitativas resulta indispensable en cualquier ámbito laboral.

Ejemplos de KPI cuantitativos

Algunos ejemplos básicos de esta tipología de indicadores clave puede ser una campaña de SMS masivos que realicemos:

1- Tu empresa ha decidido sacar a venta un producto novedoso para ver si impacta y si gusta a los clientes fieles, los que siempre compran.

2- Para ello decides optar por el método que suele funcionarte para comunicarte con los usuarios: el mensaje de texto.

3- Envías una información con un link que llevará a este cliente a una landing específica que has creado para el lanzamiento.

Haz que cada paso sea medible y a partir de ahí aprovecha para crear un KPI cuantitativo en el que puedas medir el número de receptores que has elegido, el número de aperturas del SMS, el número de clics en el enlace que has añadido en el mensaje, cuántas personas han llegado a tu landing y si en ella hubieras añadido un call to action, mide también quién ha clicado en ese botón.

Estos datos son generales y dependiendo de funnel que hayas elegido podrás medir unos datos u otros, pero estos números son medibles y por lo tanto, podemos analizar si esta campaña ha impactado como esperábamos o no. De estos resultados podrás sacar si es el copy de tu SMS el que ha fallado, el producto en sí que no despierta interés o la landing page que hace que la gente se pierda en ella.

Es cierto que para conseguir estos datos necesitarás de las herramientas necesarias de las que hablaremos más adelante y de la importancia que tiene implementarlas en tu trabajo diario.

Qué son los KPI cualitativos

En este caso, el indicador cualitativo está más relacionado con la calidad de una acción que has realizado. No tiene tanta importancia el cuánto sino el cuál. Tenemos que analizar, a través también de los números, la forma en la que ha impactado nuestra campaña, si ha conseguido el engagement que esperábamos y las respuestas positivas que queríamos.

Ejemplos de KPI cualitativos

Un ejemplo de KPI cualitativos puede ser cuando realizamos un test A/B de emailing, en el que podamos comprobar qué campaña ha funcionado mejor. Cada una tiene unas cualidades específicas y diferencias la una de la otra por lo que de estos resultados tendrás que sacar qué prueba ha funcionado mejor para escogerla como definitiva.

Tipos de KPI

La tipología de KPI puede variar dependiendo del ámbito y la estrategia en la que nos movamos. En este punto es interesante que leas un post que escribimos hace unos meses sobre los objetivos de marketing de una empresa o los también llamados objetivos SMART. Es probable que esta lectura te ayude a definir qué tipología de KPI prefieres para la campaña o las campañas en las que estás trabajando o simplemente para conocer la evolución de tu empresa. Existen 5 características básicas que debe tener cualquier KPI y que encontrarás de forma más específica en el post que te hablamos:

  • Deben de ser específicos, es decir, que esté definido el objetivo

  • Medibles, ya que es obvio que el campo que elijamos tiene que poder contablizarse de forma que luego nos ofrezca resultados

  • Alcanzables, que sean reales y que podamos llegar a ellos. Para conseguirlo utilizaremos algunas de las herramientas de las que hablaremos al final del post.

  • Relevantes o reales, es decir, tienen que ser KPI transparentes y con datos claros que puedan servirnos de verdad

  • Dentro de un tiempo determinado. Tu indicador deberá reflejar los datos de fechas concretas que decidas, ya sean semanas, meses o trimestres. Estos más tarde pueden ser comprobables y ver qué periodo de tiempo ha funcionado mejor.

Una manera de clasificar los indicadores de medición puede ser esta:

  • KPI de ventas

  • KPI de retail

  • KPI de producción

  • KPI marketing digital

  • KPI redes sociales

Vamos a organizar esta clasificación de KPI según los principales indicadores que podemos encontrar en marketing digital y que pueden ayudarte a conocer mucho más la evolución de tu compañía. Algunos podrás utilizarlos en tu web y otros no, ya que depende de si estás dentro del comercio electrónico o no, pero el resto seguro que te serán de ayuda.

Visitas a tu página web

Sin duda tienes que llevar un control de cuántas personas acuden a tu sitio. Pero dentro de este dato hay mucha más información importante que destacar como por ejemplo cómo es el perfil del público que te visita, en qué días y horas lo hace, desde qué dispositivo, durante cuánto tiempo está en tu web, la tasa de rebote… Son muchos los datos y la información que puedes recopilar y que pueden hacerte cambiar el camino de la estrategia que estás siguiendo. Tu página web tiene cientos de detalles que si puedes ir controlando empezará a funcionar mucho mejor.

Tasa de conversión

Este dato es interesante si tienes un ecommerce. El resultado se hace dividiendo las ventas totales que has obtenido por el total de visitas a tu web. Con ello podrás saber qué hace realmente los usuarios que entran en tu sitio y cuál es el paso en el que quizás estés fallando para no convertir. Otros indicadores interesantes para medir en tu ecommerce es el ticket medio y el porcentaje de abandono del carrito. Son indispensables para conocer el comportamiento del usuario dentro de la web y ver si estás ganando lo que buscas o no.

Índice de influencia

Esta KPI hace referencia a los datos recogidos en tus cuentas de redes sociales. Normalmente el resultado se obtiene recopilando el total de post que publicamos entre los likes o retweets que nos han dado nuestros usuarios. Por supuesto en torno al mundo del social media puedes incluir multitud de KPI como el crecimiento de seguidores, el engagement, las respuestas

Apertura de email/mensajes de texto

Es otro indicador a tener en cuenta, en este caso sobre la campaña de email o SMS masivos que envíes. Deberás saber qué porcentaje de personas lo ha abierto ya que si ha sido muy bajo, tal vez debas plantearte que el subject no ha enganchado o que el mensaje no se ha enviado como debería. Al hilo de esta medición, es importante que rastrees los enlaces que pongas en tu newsletter y que a través de ellos puedas saber cuántas personas han clicado en cada uno para conocer a través de cuál viene el tráfico.

Herramientas para medir KPI

Existen algunas herramientas que nos facilitan la obtención de este tipo de datos. Es importante utilizar la que mejor te convenga dependiendo de la información que quieras sacar. No importa si tienes que pagar un poco más por ella si consigues realmente todo lo que necesitas y si te lleva a unos resultados claros. Invertir en datos siempre es una apuesta segura. Estas son algunas de nuestras recomendaciones y que seguro pueden ayudarte en tu día a día:

Google Analytics

Si no la utilizas ya, no esperes más. Debe ser sin duda la base de tu trabajo porque es el lugar que te indicará si tu web funciona o no.

No es una herramienta complicada pero si puedes ver algún tutorial o hacer un curso sencillo, te vendrá realmente bien para configurar tu cuenta en Google Analytics y para conseguir sacar cada dato de lo que ocurre en tu sitio. Te dejamos con este link que puede servirte para echar un vistazo a los seminarios y vídeos.

A través de Google Analytics podrás saber cuántos usuarios visitan tu web, cuánto dura la sesión, de qué punto del planeta recibes la visita, en qué horarios, hacia donde se dirigen después de visitar la home, cuántas transacciones han realizado... infinidad de información con la que te darás cuenta de cada movimiento o de qué producto o servicio de tu web es que más visitas tiene para así poder darle promoción. Dedicaremos más adelante un post en profundidad que pueda ayudarte a configurar Analytics.

Hootsuite

Es probable que esta herramienta te suene porque es la mano derecha de los community managers. Gracias a ella puedes monitorear y programar los post en todas las redes sociales pero además cuenta con una opción de analítica que te ofrecerá puntos interesantes para tus KPI de redes sociales. Aprende a usarla con esta guía

Lo ideal es que puedas tener configurada tu cuenta de Hootsuite y además ir recogiendo los datos que las propias cuentas de redes sociales te ofrecen, ya que suelen ser muy interesantes.

Insights de Facebook por ejemplo es siempre una fuente de KPI interesante y si aún no sabes defenderte con él puedes pasarte por esta guía del paso a paso.

Sistrix

Podrás utilizar esta herramienta para mejorar y controlar tu SEO. Te da la posibilidad de hacer un análisis de keywords y ver cómo está funcionando cada una de ellas. Es interesante si quieres realizar campañas de contenido o simplemente si quieres llevar el control de tus estrategias de posicionamiento. Aquí tienes una guía para aprender a usar esta herramienta.

Semrush

Te ayudará también con el SEO de tu web creando un estudio también de tu competencia y conseguirás un buen análisis de las palabra clave orgánicas. Y auí la guía correspondiente.

Estas ideas de herramientas te ayudarán a descubrir de forma interna el mundo del análisis de datos y podrás crear tus KPI como un verdadero profesional de la materia.